Rockstar atribuye a las limitaciones del tiempo el preferir desarrollar Max Payne 3 sobre una secuela de Canis Canem Edit

"Hemos tenido la intención de empezarlo durante un tiempo, pero tenemos un ancho de banda limitado y un número limitado de equipos".


Dan Houser, uno de los principales creativos y ejecutivos de Rockstar Games, ha hablado con el portal Gamasutra sobre la hipotética secuela de Canis Canem Edit, Bully, y ha declarado los motivos por los que comenzaron el desarrollo de Max Payne 3 en su lugar.

"Hemos tenido la intención de empezarlo durante un tiempo, pero tenemos un ancho de banda limitado y un número limitado de equipos y muchos más juegos que hacer que cuando empezamos", aseguró Houser.

Según el ejecutivo no querían trabajar en "la secuela de Bully al instante", a pesar de reconocer que se trata de una IP que "como la de Max Payne adoramos y a la que nos gustaría volver en el futuro. Sólo que no tenemos ímpetu por hacerlo ahora mismo".

"Así que nos dijimos, `Puedes hacer Max y entonces ver qué hacer con Bully´, así que sólo esperamos que se abra una ranura y entonces agruparnos para, por lo menos, comenzar a trabajar sobre él", explicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario