Primer caso reconocido de dopaje en los eSports


Los eSports, también conocidos como deportes electrónicos, son competiciones globales de jugadores profesionales de videojuegos, que en los últimos años han recibido un fuerte impulso, gracias a la
expansión del mercado. Equipos de jugadores, con importantes patrocinadores, compiten por grandes premios económicos en competiciones de títulos como 'Dota 2', 'League of Legends', 'Counter-Strike', 'Battlefield', 'Call of Duty' o 'FIFA', entre otros.

Aunque este tipo de competiciones mueven mucho dinero al año, en premios y publicidad, y comienzan a tener una base de aficionados muy grande, lo cierto es que su organización y control aún está en paños menores. No existe, por ejemplo, un control en los campeonatos que verifique la legalidad de las partidas, comprobando si los jugadores han usado sustancias para mejorar su rendimiento. Obviamente las normas dicen que no puedes jugar bajo la influencia de alguna droga o alcohol, pero no existen controles.

Aunque hasta el momento no había casos confirmados de dopaje en este tipo de competiciones, un famoso jugador del título de disparos 'Counter-Strike', Kory "Semphis" Friesen, ha incendiado el asunto. Reconoce que él y su equipo, en un evento ESL en Polonia en marzo, jugaron bajo los efectos del Adderall. Él mismo reconoce que, con sólo ver el vídeo y escucharlos hablar, puede notarse: "Ni siquiera me importa una mierda. Es bastante obvio si escuchas las comunicaciones".

El Adderall, una droga psicoestimulante utilizada en el tratamiento del trastorno de hiperactividad con déficit de atención (TDAH) y la narcolepsia, puede ayudar a los jugadores de eSports a que se centren en largos periodos de actividad.

Como decíamos, el dopaje aun no está regulado en los eSports, pero es posible que a partir de hoy se empiecen a tomar las primeras medidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario