Microsoft, a la caza de AMD


Desde hace unos meses se rumorea la posibilidad de que Microsoft acabe adquiriendo AMD, uno de los gigantes del mercado en términos de componentes como CPUs o tarjetas gráficas.


Los últimos datos afirman que la operación se llevaría a cabo en torno a 2.000 millones de dólares; aunque la compañía afincada en Redmond no es la única interesada en Advanced Micro Devices, ya que Samsung también podría optar a ella.

Pero ¿cuánto vale AMD? Aunque no se han desvelado detalles del posible acuerdo, el valor de la empresa americana sería de 1,81 mil millones de dólares; un precio más que "asequible" para los de Redmond, si tenemos en cuenta que éstos tiene en efectivo más de 95.000 millones de dólares y en especial si lo comparamos con la compra de ATI Technologies en 2006. Además de GPUs o precesadores, AMD es la compañía encargada de fabricar los chips gráficos para PlayStation 4 y Xbox One, situación en la que, según analistas, ya está entrando Microsoft de cara a las ventas de su plataforma de sobremesa.

Hasta 100 dólares pagaría el gigante del software a AMD por cada Xbox One vendida. A partir de aquí los cálculos son bien sencillos de resolver: la consola lleva vendidas 12.6 millones de unidades en todo el mundo, por lo que Microsoft tendría "invertidos" en AMD hasta un total de 1.260 millones de dólares. De cerrarse el trato con Advanced Micro Devices, los de Redmond se ahorrarían más de 1.000 millones de dólares, llevándose consigo un buen número de patentes y tecnología para su próxima generación de móviles y tabletas.

Cabe destacar que la compra de AMD por parte de Microsoft no es realmente necesaria a día de hoy para éstos últimos; aunque si podría suponer, de cara a próximos años, un punto a favor para la batalla tecnológica. Por un lado encontramos la posibilidad de que AMD acabe trabajando codo con codo junto a Microsoft en los chips gráficos de futuras plataformas de sombresa, e inclusive la actual Xbox One. Además, la gama de dispositivos móviles como Lumia o Surface sería también un dato a tener en cuenta de cara a ofrecer mejores prestaciones.

En la compra saldría ganando sin lugar a dudas Microsoft, pero en la otra cara de la moneda encontramos compañías como Apple o Intel, que no verían con buenos ojos el trato. Como decíamos líneas atrás, PlayStation 4 lleva en su interior chips bajo AMD; por lo que de cerrarse la operación entre los californianos y Microsoft, Sony debería de entregar una determinada cantidad de dinero por cada consola vendida a los de Redmond. Intel o Apple también entran en juego cuando, ambas compañías, están ligadas a Microsoft y AMD respectivamente en relación a un gran abanico de sus productos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada