Jugar en cualquier pantalla


Los videojuegos han dejado de ser artículos de ocio exclusivos de las consolas. La irrupción de los móviles
y después las tabletas han hecho disparar las posibilidades de juego en cualquier momento del día y situación. Pero si actualmente ya hay más de 2.000 millones de dispositivos inteligentes, nuevos artículos como los wearables (pulseras, relojes, gafas...) multiplicarán las pantallas donde será posible entretenerse. El Gamelab, la Feria Internacional del Videojuego y el Ocio Interactivo, abrió ayer las puertas en Barcelona con el nuevo escenario bien presente. De hecho, buena parte del programa de esta cita, que se celebra hasta mañana en la Filmoteca y que cumple su 10ª edición, está dedicado al entretenimiento móvil, y gran parte de los expositores son creadores de apps para todo tipo de plataformas.

Pero estas apps ya no son solo para móviles y tabletas. «Hemos hecho aplicaciones tanto para iOS como para Android. Pero queríamos experimentar con algo nuevo y nos decidimos por las Google Glass», explica David Moyano, de Funky Whale Games. Esta joven compañía (a punto de cumplir su primer año de vida) presenta en la feria Bee Invasion, el primer juego hecho en España para las gafas inteligentes de Google. No son las únicas lentes del encuentro: además de las gafas de realidad virtual Oculus Rift (empresa comprada por Facebook), la española Lakento muestra su dispositivo low cost Lakento MVR (el móvil del usuario se coloca dentro de las gafas y hace de pantalla).

Algunos de los expertos que ayer participaron en el congreso, que superó en al menos un 10% las previsiones con más de 1.100 acreditados-asistentes, también apostaron por un futuro del sector multidispositivo. «Los contenidos van a estar siempre en la nube y el usuario elegirá si juega en el móvil, la tableta, la tele...», pronosticó Xavier Carrillo, fundador del estudio Digital Legends. «En el futuro podremos llegar a casa, lanzar un juego a la televisión desde tu móvil o wearable y controlarlo con estos dispositivos», agregó Robert Schoeppe, de Sony Mobile.

Similar opinión tiene una de las estrellas de la feria, el creador estadounidense Tim Schafer (The Secret of Monkey Island, Day of the Tentacle, Grim Fandango). «No se trata de que los móviles ganen a las consolas, sino de que haya buenos juegos en todas las plataformas», aseguró ayer a este diario. Schafer, además, pronosticó una nueva era en la financiación basada en el crowdfunding (él mismo financió su último juego, Broken Age, en Kickstarter, recaudando 2,4 millones de euros). «No hay que sobrerregular estas plataformas. Son una opción buena para los creadores», destacó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada