Epic Games empieza con ventaja en su juicio contra Silicon Knights

El juez James Dever III, encargado del caso que enfrenta a Epic Games y Silicon Knights, ha dado una importante ventaja a la compañía responsable del Unreal Engine al concederles la moción con la que esperaban bloquear el testimonio de varios testigos expertos por parte de Silicon Knights, así como varios informes y documentos que, se esperaba, fueran clave en el juicio.

El juez impide así que declare Terry Lloyd, consultor oficial del estado, quien había preparado un informe positivo para Silicon Knights, también descartado y que no podrá presentarse en el juicio. Lloyd iba a testificar para reforzar la posición de Silicon Knights ofreciendo una "opinión en torno a los daños económicos alegados" por la compañía canadiense. Las estimaciones de Lloyd indicaban unas pérdidas por valor de 58 millones de dólares para Silicon Knights.

La disputa entre ambas compañías se remonta en realidad a mayo de 2005, cuando Silicon Knights adquirió la licencia de uso del Unreal Engine 3 para la creación de Too Human. El estudio, sin embargo, al no conseguir los objetivos deseados, se vio obligado a revisar completamente el motor de Epic Games, según han alegado, lo que implicó dos años de trabajo con el consiguiente retraso en el juego.

Silicon Knights presentó esta demanda contra Epic Games alegando que la compañía incumplió el contrato de licencia de su tecnología, en el que, indican, se compromete a ofrecer completo soporte técnico, así como que se les hicieron falsas promesas sobre el potencial de dicho motor.

El juez ha invalidado el testimono de Lloyd al considerar que la moción de Epic Games era correcta al señalar varios fallos en la metodología, como la comparación entre ventas potenciales de Too Human con otros juegos, empleando éxitos como Grand Theft Auto IV, aunque anteriormente Lloyd había dicho que debían compararse con juegos del mismo género y presupuesto en mercadotecnia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario