El inventor de la primera consola considera los juegos violentos "una vergüenza"

"Lo que yo creé se ha convertido en una abominación".


Ralph Baer, el inventor de Magnavox Odyssey, la considerada por muchos primera videoconsola allá por 1972, ha hablado con el diario Salt Lake Tribune sobre el actual estado del entretenimiento en relación con los videojuegos violentos.

"Creo que es una vergüenza. Lo que yo creé se ha convertido en una abominación", aseguró el ya veterano creativo. "Todo lo que hice fue ofrecer lo que creí que podría ser una idea divertida, que era el resultado de una pequeña caja que estaba vinculada al set de televisión. Eso ha crecido, crecido y crecido...".

"Nadie se dio cuenta, ni siquiera por aquel entonces, que nos encontrábamos en aquella curva geométrica que iría creciendo y creciendo hasta el cielo", explicó. "Era imprevisible y fantástico. Estoy orgulloso de que sucediera. Y si no lo hubiera empezado yo, cualquier otro lo hubiera hecho".

No hay comentarios:

Publicar un comentario