Pre-análisis - Assassin’s Creed: La Hermandad

Un gran éxito
Assassin’s Creed ha sido casi con total seguridad la nueva saga creada en esta generación que ha conseguido mayor éxito. Entre todas las ediciones lanzadas supera ampliamente los 15 millones de unidades vendidas, una cifra impresionante para sólo dos juegos, sin tener en cuenta algunas versiones para PlayStation Portable o Nintendo DS.


En la segunda entrega se solucionaron muchos de los aspectos que los usuarios no vieron con buenos ojos de la primera parte. Se puede decir que el primer Assassin’s Creed sucumbió en cierto modo a su propio hype. Y es que la ambientación y los tráilers que se mostraron hacían esperar una experiencia sin parangón, que finalmente se vio algo empañada por lo repetitivo de las situaciones planteadas.


Pero como decíamos, en Assassin’s Creed 2 la tendencia a mejorar fue muy positiva, convirtiéndolo en el juego que todos esperaban, posiblemente uno de los mejores de la generación para mucha gente. La impresionante recreación de Florencia fue uno de los aspectos que más halagos ha recibido, y Ubisoft Montreal ha tomado nota.




La ciudad
Uno de los aspectos que más nos impactó de la presentación fue el siguiente dato: Roma, tal y como está representada en “La Hermandad” será tres veces más grande que la Florencia de Assassin’s Creed 2. A modo más práctico nos dijeron que sería como si uniéramos todas las zonas de AC2 en un solo mapeado. Tengan por seguro que aunque sólo haya una ciudad en el juego, ésta nos dará para muchas horas de juego.


La ambientación tampoco se quedará atrás. Roma representará fielmente la situación de la ciudad en la época, con claras diferenciaciones sociales. Las riquezas están controladas totalmente por el Vaticano, mientras que el pueblo se encontrará en una situación muy precaria. Como no podía ser de otra forma, pasaremos por zonas famosas de la ciudad, como el Coliseo, el Vaticano o el Río Tíber, que dentro del mismo podremos visitar una pequeña isla que tendrá su propia arquitectura.


Por cierto, en esta ocasión podremos entrar a las ciudades montados en nuestro caballo.




El héroe
De nuevo será Ezio el protagonista de la aventura. Parece que ésta será su última participación, ya que Ubisoft ha dicho que no será a quien representemos en Assassin’s Creed 3.


Su situación será severamente distinta a la que pudimos ver en AC2. Su figura es ahora más icónica, sus proezas forman parte de los comentarios del pueblo y se le trata casi como a una leyenda, es un auténtico héroe. Pero el tiempo no pasa en balde, ni siquiera por Ezio. En esta ocasión necesitará la ayuda de otros Assassins para llevar a cabo las misiones. Ésta será una de las principales novedades en el planteamiento de “La Hermandad”, la cooperación con otros personajes que actuarán según las órdenes que les vayamos dando.


Con Ezio también podremos ir generando riqueza con el fin de llegar al Renacimiento de Roma. Con el dinero que ganemos podremos mejorar zonas de la ciudad que estén afectadas por la pobreza, disminuyendo así el poder del Vaticano.




El antihéroe
En “La Hermandad” tendremos por primera vez un némesis, un antihéroe, un personaje de tremendo poder y muy difícil de combatir. La responsabilidad recae en César Borgia, el hijo del Papa Rodrigo Borgia, y su protector personal. La batalla entre Assassins y Templarios será más dura que nunca, ya que los propios Templarios buscarán los mismos métodos utilizados por los Assassins para acabar con ellos de una vez por todas.


César Borgia será un personaje malvado y manipulador, que utiliza a la gente para conseguir sus propios fines aunque sea mediante brutales métodos.




Modo Multijugador
Y llegamos al plato fuerte del avance, el apartado multijugador. Uno de los modos que estarán presentes en la versión final del juego como ya dijimos es “Se busca” y es lo que pudimos ver en el tráiler que enseñaron en el E3.


Se trata de cazar sin ser cazado, ni más ni menos, pero aliñado con un montón de posibilidades que lo convierte en una opción muy interesante además de novedosa. Actualmente no hay ningún multijugador que proponga una experiencia similar a ésta, y podría ser una gran aportación para la comunidad de fans. Lo más importante es que transmite con gran fidelidad la esencia Assassin’s Creed al juego online, algo que de primeras podría parecer complicado.


Nos dan la opción de elegir personaje, los mismos que aparecían en el tráiler, entre los que se encuentran La Cortesana, El Doctor o El Verdugo. Una vez elegido el personaje tenemos que elegir también entre varias opciones de armas y habilidades, entre las cuales hay tres configuraciones posibles, más enfocadas al ataque o a la huida.




Como ejemplo, la granada de humo será perfecta para utilizar en las huidas. Una vez la hayamos lanzado, si estamos cerca de nuestro perseguidor, éste quedará aturdido durante unos instantes y aumetarán las probabilidades de que nos pierda de vista. También podremos utilizar la habilidad “Disguise” (disfraz), que nos permitirá cambiar de apariencia para despistar, una vez más, a nuestro perseguidor. Entre las armas había unos cuchillos que debilitan a nuestro objetivo y lo deja vulnerable a nuestra ejecución, o un arma de fuego letal, pero que requerirá un tiempo de carga para poder hacer uso de ella.


Una vez en la partida se nos dará un objetivo. Nuestra misión será ejecutarlo cueste lo que cueste. A su vez, nosotros seremos también el objetivo de uno o más jugadores en la partida. La mecánica para encontrar a tu objetivo es muy sencilla. En la parte central inferior de la pantalla tendremos una circunferencia que nos indica su posición, y que se irá llenando según nos acerquemos. Una vez nos encontremos a su lado la circunferencia se llenará por completo y tendremos que estar dispuestos a su ejecución.


Podremos toparnos con ciertas dificultades a la hora de matar a nuestro objetivo. Estaremos de suerte si los agarramos solo y por la espalda. Lo más normal será encontrárselo entre la multitud, ojo avizor de su propio objetivo. Si por un casual matamos a algún “peatón” que pase por ahí y no sea nuestro objetivo inicial, perderemos el contrato y nos otorgarán un nuevo objetivo. También tendremos que ser cuidadosos en las persecuciones. Si somos muy escandalosos en nuestros métodos pondremos sobre aviso a nuestro objetivo y éste intentará huir inmediatamente. En ese momento tendremos que hacer lo posible por alcanzarlo, pero también seremos mucho más vulnerables ante nuestros asesinos.




Cuanto mayor sea la muerte mayor será el premio. Gana la partida quien mayor número de puntos tenga, sin importar tanto el número de muertes que haya realizado durante la partida. Por eso se premiará mejor una muerte perfecta y sigilosa o espectacular que una más rudimentaria y que nos ponga a la vista de nuestros perseguidores.


También hay otra posibilidad que le da mucha gracia a la mecánica. Si conseguimos evitar a nuestro perseguidor durante unos instantes, podemos aprovechar su despiste para pillarle desprevenido y utilizar la “humillación”. También podemos optar por ir lo más lejos posible, pero si aprovechamos su despiste para golpearlo por la espalda se nos gratificará con una buena suma de puntos que podrían darnos la victoria de la partida.




Vuelve en noviembre
A mediados de noviembre podremos adquirir esta nueva entrega de Assassin’s Creed. Si alguien piensa que se trata de una mera expansión, está muy equivocado. Por lo que pudimos ver tiene contenidos más que suficientes como para tratarlo como un juego completo, aunque no tenga numeración después del título. El modo para un jugador nos embarcará en una gran historia, con geniales personajes y una sublime ambientación, mientras que el multijugador nos dará la opción de jugar con nuestros amigos en partidas que motivan a la diversión constante.


Por ahora todo lo que hemos podido ver de “La Hermandad” es positivo. Esperemos que cumpla con las expectativas, porque de ser así podríamos tener algo grande. Y recuerden que en otoño Ubisoft lanzará una beta multijugador en exclusiva para PlayStation 3 que se conseguirá mediante la reserva del juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada