Videojuegos en las aulas, un método de enseñanza con sorprendentes resultados


La llegada de los videojuegos al aula ya es un hecho, y la gamificación de la educación parece estar dando
sus primeros resultados positivos. Esta gamificación se cristaliza en 'ClassCraft', una especie de aplicación en forma de videojuego que premia y castiga a los alumnos en base a parámetros sacados de los videojuegos de rol.

¿Cómo funciona este 'ClassCraft'? Se trata de integrar en una especie de aventura RPG todos los aspectos de una clase tradicional. Por ejemplo, hacer bien los ejercicios, entregar a tiempo los trabajos o dar una respuesta correcta subirá la experiencia y el nivel de nuestro personaje, mientras que las malas conductas se traducen en menos HP (puntos de vida). El juego valora muy positivamente el trabajo en equipo y la solidaridad con los compañeros.

Dependiendo de la experiencia y la actitud de los alumnos, pueden acceder a ventajas puntuales que les facilitarán la tarea de estudio. Por ejemplo, podrán utilizar la habilidad "Healer's Ardent Faith" para saber si una de sus respuestas de examen es correcta, o hacer uso del "teletransporte" para ausentarse de clase durante algunos minutos.

Los resultados de este programa, aplicado a 7000 alumnos de 25 países diferentes, son bastante buenos hasta la fecha. Los estudiantes han rendido mejor y sacado mejores notas que en anteriores cursos, además de mostrar una mayor atención a las lecciones. ¿Se convertirán los videojuegos en una futura herramienta educativa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario