Google Now y Cortana podrían ser el futuro de la tecnología, no Siri

Ahora que nuestros gadgets son bastante rápidos y poderosos, y la mayoría del software es lo
suficientemente fácil para que los bebés la utilicen, todos buscan lo más innovador en la tecnología.
Con base en las inversiones que las grandes empresas de la tecnología hacen, la próxima ola tecnológica probablemente estará impulsada por tecnologías contextuales y predictivas.

En términos planos, las tecnologías contextuales y predictivas están diseñadas para hacer que nuestros dispositivos hagan exactamente lo que queramos sin tener que pedirlo una y otra vez.

La nueva función Cortana de Microsoft para Windows Phone puede sumergirse en un montón de aplicaciones y anticipar cuándo y dónde necesitarás ciertos pedazos de información crítica. Por ejemplo, Cortana puede ofrecerte información de vuelos y pases de abordar mientras te diriges al aeropuerto. 

Después puede presentarte prominentemente esa información sin hacer nada. En algunos casos, incluso podría transmitir información automáticamente a otra aplicación.

Lo que es particularmente interesante sobre Cortana es cuánta atención le dio Microsoft. Cortana fue la estrella del espectáculo en la conferencia de desarrolladores Microsoft Build de este año, eclipsando a actualizaciones sustanciales Windows y Windows Phone. Tampoco es que Microsoft esté solo.

Google ofrece un servicio similar llamado “Google Now” para dispositivos Android. A principios de este año, Yahoo! pagó unos 80 millones de dólares por Aviate, una aplicación de Android que cambia el aspecto de las pantallas de inicio de los usuarios con base en su ubicación, la hora del día, y lo que hacen.

 Los termostatos Nest aprenden tus hábitos y la forma más eficiente de administrar la temperatura en tu hogar.

La falta de servicios contextuales también es lo que hace que la función Siri de Apple sea más un truco que un asistente digital. Apple pasó años puliendo su tecnología de reconocimiento de voz, que funciona bastante bien. Pero además de cosas como dictar mensajes de texto, establecer alarmas, y revisar el clima, no hay mucho que sea en realidad útil.

¿Por qué toda esta atención al contexto y predicciones? Mientras nuevas categorías de tecnología, incluidos dispositivos portátiles, se vuelven más populares, servicios como Cortana y Google Now solo crecerán en importancia.

Las tecnologías contextuales y predictivas si se realizan correctamente, transmitirán y mejorarán el proceso de interactuar con un teléfono, reloj, audífonos, televisor y automóviles. El software más inteligente dentro de un automóvil podría ayudar a mantener nuestro enfoque en el camino.

Incrustado dentro de un servicio de streaming de video, podría determinar los gustos y disgustos de una persona en una habitación y recomendar algo que todos querrán ver.

Y podría significar menos interacción con dispositivos que tienen un espacio físico limitado, particularmente relojes o pantallas portátil parecidas a Google Glass.

Es por eso que Google mencionó prominentemente las funciones de Google Now cuando presentó su próxima plataforma Android Wear para relojes inteligentes. Con Google Now, los relojes impulsados por Android tienen el potencial de determinar dónde estás, y hasta cierto grado, qué haces. Podrían predecir también qué vas a teclear probablemente y después mostrarlo en la pantalla del reloj.

Todavía queda por ver cuán bien funcionará esto en la vida real. Pero sin el poder predictivo de Google Now, cualquier reloj Android podría luchar con ser más que un clon de los lamentables relojes inteligentes Gear de Samsung que te fuerzan a deslizar, deslizar y deslizar para lograr algo.

Tan genial como este futuro no tan distante puede sonar, la idea de que la tecnología constantemente te rastree y recolecte datos puede parecer un poco imaginaria. El ascenso de estos servicios requerirá un cierto nivel de precaución y responsabilidad por parte de sus creadores.

Marcus Ash, el administrador de programas para el proyecto Cortana de Microsoft, destacó cuán importante era abordar las cuestiones de recolección de datos y privacidad con sensibilidad extrema.
Cortana, por ejemplo, tiene un panel de control integrado donde los usuarios pueden ver exactamente qué rastrea el software y los tipos de datos que guarda. Ash dice que las aplicaciones externas no tienen acceso a ningún dato personal recolectado, y el usuario tiene un control completo para cambiar o eliminar cualquier configuración o datos recolectados.

"En lo que se refiere a nuevas tecnologías como esta, solo puedes tener una oportunidad de ganarte a las personas”, dijo Ash. “Y si la arruinas, es difícil recuperarte”.

Hasta ahora, estos servicios evitaron cualquiera de estas grandes caídas que podrían entorpecer la adopción masiva de estas tecnologías. Y eso es algo bueno, porque sin estas, la tecnología sería mucho más aburrida ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario