EA reconoce que de no haber hecho algunos cambios de última hora, Dead Space no hubiera gustado tanto


La compañía norteamericana Electronic Arts ha hablado con el portal Beefjack por boca de Ian Millham, uno de sus responsables ejecutivos, para desvelar el bien guardado secreto de que se llevaron a cabo algunos cambios de importancia en la recta final del desarrollo de Dead Space.

"Seis meses antes de que saliera a la venta hicimos algunas pruebas y nos dimos cuenta de que el protagonista iba demasiado lento", aseguró Millham. "Creíamos que haría el juego más intenso, pero la gente quedaba frustrada".

"Cada decisión del juego perdía fuelle por la velocidad del protagonista", explicó el ejecutivo. "El tamaño de las habitaciones, lo ápidos que eran los enemigos, la gestión de memoria, la banda sonora... Todo debía cambiar si lo íbamos a hacer más rápido".

El propio ejecutivo reconoce que el trabajo para corregir estos problemas fue frenético, pero asegura que quedaron más que satisfechos con los resultados. "Si no lo hubiéramos cambiado, dudo mucho que la franquicia hubiera tenido el gancho que acabó teniendo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario