Silicon Knights trabajó en un juego basado en la serie King’s Quest


Un documento filtrado en el que se dirime la disputa legal entre Silicon Knight y Epic Games –por cuestiones relacionadas con el Unreal Engine 3- ha desvelado algunos de los proyectos en los que se embarcó el estudio canadiense responsable de clásicos como Blood Omen o Eternal Darkness tras la publicación de Too Human, aunque actualmente la mayoría de estos proyectos parecen haber sido cancelados debido a la ola de despidos que han sacudido al equipo.

El primero de estos proyectos se trataba de un título de terror conocido como The Ritualyst que estaba amparado por Sega y del que se habló, sin especificar detalles, en el año 2005. Sin embargo, en un momento sin concretar Sega decidió abandonar el barco y vender los derechos de distribución del título a THQ, que finalmente canceló este juego de terror en 2009 por motivos ajenos a su producción, ya que según destaca el informe publicado, la productora se quedó sin dinero para financiar proyectos de este estilo.

En este documento también se indica que Silicon Knights mantuvo negociaciones con empresas como Vivendi Games (ahora subsidiaria de Activision), Capcom y Namco con dos proyectos basados en licencias sobre la mesa: Sandman y King’s Quest, del que el estudio asegura ya contaban con un prototipo desarrollado, aunque ahora la licencia pertenece a Telltale Games.

Tras el fracaso de X-Men Destiny, Silicon Knights ha afrontado una importante oleada de despidos que les ha llevado a replantearse su forma de trabajar, con una clara apuesta por volver a sus raíces con el desarrollo de uno de los títulos que más les han solicitado sus seguidores, como destacó hace unas semanas uno de los portavoces del estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario