Square Enix ofrece nuevos detalles de Final Fantasy XIII-2


La publicación japonesa Dengeki Playstation, ha realizado una entrevista al director de esta entrega Motomu Toriyama y al director de batalla Yusuke Matsui, en la cual han obtenido más información sobre la jugabilidad de Final Fantasy XIII-2, detallando punto por punto las diferentes mejoras en el sistema
de combate:
Paradigm Shifts

Los usuarios pueden cambiar de forma instantánea entre un paradigma u otro, de forma que el ritmo de combate no se vea interrumpido ya que la velocidad es el punto clave. En cuanto a los jefes y monstruos más fuertes, el jugador deberá cambiar de manera activa y estratégica entre los diferentes paradigmas disponibles para poder ganar el combate.

En esta secuela se da mayor importancia al sistema de paradigmas, el juego ahora es capaz de guardar las combinaciones usadas para dar mayor facilidad a la hora de cambiarlas.

Dificultad

Toriyama ha sugerido que los jefes de FFXIII-2 pueden ser más duros que los de la entrega original FFXIII. Sin embargo para aquellos a los que se les atraviese un enemigo y no sean capaz de afrontarlo, existe una opción para cambiar a modo fácil y si aún así no eres capaz de ganarle otra opción será renunciar temporalmente al combate y dirigirnos a otro escenario.

Por otro lado el concepto “daños de sangre” se ha introducido en esta entrega, ya que Toriyama quería solucionar el problema en el cual si tenemos un curandero en nuestro equipo eramos capaces de ganar la batalla gracias a él. Con este nuevo sistema hay que terminar los combates de forma más rápida ya que los HP máximos de nuestros personajes descenderán paulatinamente durante el combate y no podrá ser curado de forma normal.

Equilibrio

Comentan que equilibrar las batallas ha sido una tarea difícil, al no saber en que estado se encontrará el jugador al entrar en una zona en particular, por lo tanto el equipo de desarrollo creó un programa especial para equilibrar el juego, de este modo se analizan los combates y su dificultad para el jugador guardando la actuación del usuario en una base de datos, como por ejemplo el procedimiento utilizado para derrotar a un jefe.

La secuela está siendo equilibrada para que en casos extremos se pueda incluso superar el juego derrotando únicamente a los jefes, pero por otro lado los jugadores podrán usar perfectamente la ruta tradicional y desarrollar a los personajes poco a poco mediante el crystarium

Invocación

El juego seguirá contando con invocaciones a pesar de que los personajes ya no son l’Cie, por eso no veremos el mismo tipo de invocaciones que en FFXIII.

Formación de combate

Square Enix ha estado trabajando en como presentar las batallas, el original tenía relativamente pocos movimientos de los personajes, pero en esta ocasión si se moverán de forma más dinámica y respondiendo a la formación en la que se encuentren. Por ejemplo un defensor se moverá hacia adelante protegiendo al equipo. En cuanto a las cámaras de las batallas, han sido diseñados para dar mayor impacto al combate, por lo cual cada jefe contará con su propia cámara fija.

Colección de monstruos

Tenemos la posibilidad de reclutar monstruos en esta entrega, y no todos serán iguales ya que incluso los de la misma especie tendrán diferentes parámetros de crecimiento, algunos serán más rápidos a la hora de desarrollarse mientras que otros tardan más. Los monstruos que tienen el mismo rol, tendrán capacidades diferentes y hay que añadir que todos ellos serán capaces de heredar habilidades de otros.

Además como ya se ha detallado, podemos dar accesorios a los monstruos para cambiar su apariencia física. Incluso encontraremos decoraciones interesantes que poco tendrán que ver con el universo del juego

Y por último hay que destacar que aunque en nuestro equipo los protagonistas estén muertos pero uno de nuestros monstruos esté vivo, se dará por finalizado el combate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario