Activision critica el doble rasero que existe al valorar los videojuegos frente al cine

"El proceso creativo es similar, pero la recepción es bien distinta."


La exitosa serie Call of Duty no ha estado exenta de polémica a lo largo de su historia, en el pasado con la misión “No Russian” de Modern Warfare 2, y ahora con las secuencias de acción de Modern Warfare 3 ambientadas en Londres, que ha motivado las críticas de algún político británico. Ante este tipo de situaciones, el presidente de Activision, Eric Hirschberg, ha criticado el doble rasero que existe a la hora de valorar los contenidos de un videojuego frente a los vistos en el mundo del cine.

Para ello, el directivo se ha apoyado en una de las películas de corte bélico más exitosas y premiadas de los últimos años, En Tierra Hostil, para remarcar una vez más estas diferencias.

“Los productores no han creado “En Tierra Hostil” como un servicio público; nos cuentan una historia que consideran necesaria para el interés público. Es una pieza de entretenimiento”, destaca. “Y sin embargo, esta película no se ha visto como la explotación de unos acontecimientos de actualidad. Se ve como algo artístico que interpreta la realidad”, prosigue el directivo de Activision, que ha insistido en que el “proceso creativo de rodar una película y hacer un videojuego es muy similar, pero se perciben de manera distinta.”

En este sentido, Hirschberg ha reconocido que la serie Call of Duty es muy directa porque se centra en situaciones de acción, pero cree que si se rodara una película de corte similar no recibiría las mismas críticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario