Análisis - Lost Planet 2



Introducción



Lost Planet supuso el estreno de una de las nuevas sagas de Capcom en la nueva generación. Levantó mucha expectación y buena crítica en general cuando fue lanzado al mercado. Con el tiempo llegó a PS3 no sin polémica por algún que otro bajón sufrido.


Lost Planet 2 nos planeta una situación parecida al primero, ya que nos encontramos en el mismo planeta pero en una historia distinta, diríamos que en historias distintas, pero lo desarrollaremos más adelante.


Capcom ha querido modificar la experiencia de juego del modo campaña, haciéndolo totalmente cooperativo, y en cierta parte es una buena jugada si se piensa y se desarrolla correctamente, pero no está exenta de errores y partes que mejorar.


Según el dicho popular, segundas partes nunca fueron buenas, y en parte hay razones que favorecen a este dicho, pero hay ciertas cosas mejoradas que nos dejan muy buen sabor de boca y que colmarán el apetito jueguil de muchos seguidores del género.


Argumento y jugabilidad


Como en el primer Lost Planet, nos encontramos en un planeta ficticio llamado EDN III completamente helado o al menos en su mayoría. En EDN III se produce una guerra civil entre varias facciones para hacerse con el control de la energía térmica, muy poderosa y de nueva invención.


Todas las facciones luchan entre sí para hacerse con el control de la nueva energía y poder dominar el planeta, pero por supuesto ninguna se rinde a la dominación. Tenemos desde soldados que viven en las profundidades de la selva hasta una civilización muy avanzada tecnológicamente con ciudades y grandes armas. Todas ellas están en continua lucha con el resto.




Por su parte, EDN III también se opone a ser dominado, y sus criaturas así lo atestiguan. Los Arkid son grandes monstruos que viven por todo el planeta, y son catalogados según una letra dependiendo de su peligrosidad, tamaño y velocidad de propagación. Tenemos desde rayas voladoras, grandes criaturas parecidas a arañas, o includo mastodónticos enemigos con 6 patas y cola. Todos ellos cuentan con un punto debil, y son ciertas partes naranjas que se tornan rojo cuando sufren muchos disparos y los Arkid sufren mutilaciones, que a veces son la clave para derribar a un enemigo de dichas características.


El argumento gira en torno a una facción, e irá cambiando según se complete dicho capítulo cambiando así de bando y viendo los distintos puntos de cada parte, compartiendo la vida de dichos soldados sin desarrollar demasiado a los personajes ya que no llegamos a conocer nombres, historias pasadas ni ningún hecho que nos relaciones demasiado con ellos.




El juego está basado en la cooperación. Jugando simplemente con la consola, la Inteliengia Artificial de nuestros aliados deja mucho que desear, ya que en ocasiones, como los combates con Arkids, nos vemos desbordados y no parecen hacer mucho para ayudarnos. La Inteligencia Artificial de los enemigos es más de lo mismo, son demasiado fáciles de abatir con una dificultad elevada y sólo traen problemas cuando son muchos o hay que encargarse de ellos y un Arkid.


Estos últimos si están bien realizados, ya que cada uno tiene una forma de ser abatido aunque comparten ciertos patrones que no se hacen muy repetitivos, que son abatir primero sus extremidades para atacar su cabeza. Pero cada Arkid tiene una dificultad, ya que cada uno puede controla un elemento en concreto o tener habilidades propias que no se comparten con el resto, siendo cada combate un verdadero desafío.




En cambio, la cosa mejora cuando jugamos al modo campaña en cooperativo online. Se nota que esta era la idea inicial de Campcom, ya que representa un modo cooperativo muy sólido, sin caidas ni problemas de conexión. Además, siendo con jugadores humanos, la cooperación es más sólida y se hace mucho más fácil avanzar, ya que si alguien en algún momento no sabe bien qué hacer, sólo tiene que observar y aprender de lo que hace el resto.


Formaremos patrullas de hasta 4 jugadores, tanto online como si jugamos por nuestra cuenta (aunque el juego gana enteros jugando online) y si alguno de nuestros compañeros cae o lo hacemos nosotros, saldremos en el último punto de control que hayamos establecido. Estos puntos de control están cerrados, pero podemos abrirlos a medida que avanzamos, y nos subirán puntos en la barra de equipo. Cuando esta barra llegue a 0 nuestra misión habrá concluido y tendremos que reiniciar el capítulo.


El juego está dividido en episodios, cada uno con una facción, y estos a su vez en capítulos, que son tramos en los que se divide la misión de cada episodio. Por ejemplo, en un capítulo tendremos que tomar una mina o hacernos con los mandos de un tren. Además, tenemos la posibilidad de usar los VS, que son grandes bots en los que entramos y manejamos desde su interior y nos proporcionan coraza y armas de gran calibre.




En general nos encontramos con un juego divertido y frenético en cuanto a movimientos y acciones durante la partida, estamos bastante satisfechos con él pero por supuesto tiene un gran hueco si vamos a jugar solos.


Apartado gráfico


Lost Planet 2 usa el motor MT-Framework 2.0, motor que incluso ha sido adaptado a Wii y que es cosecha propia de Capcom para la nueva generación (ya no tan nueva). En general, es un motor que se mantiene muy estable y que es capaz de mostrar en pantalla muchos elementos, como enemigos, robots, explosiones, barriles o incluso riachuelos que parecen muy vivos.


Desglosando este apartado, los personajes principales lucen muy bien y están recreados con gran detalle y mucho mimo. Vemos mucha variedad, como soldados equipados con gafas térmicas, extraños artefactos en distintas partes del cuerpo a modo de escudos o los transportes aliados y enemigos.




Para deslucir un poco el tema, hay ciertas texturas que se notan muy planas y que para los primeros planos en los que no hay mucha carga poligonal de fondo se podían haber trabajado un poco más, y dar una sensación más completa al jugador, o incluso enemigos en primeros planos que podemos ver con texturas planas en sus propias caras, dando una sensación algo antigua del juego, algo que no lo es en realidad.


Los entornos son muy variados, en el prólogo del juego nos encontramos en el típico escenario nevado y completamente aislados de civilización (decimos típico viniendo de la precuela) y los efectos climáticos de este escenario son muy espectaculares, como la nitidez de la nieve, el resplandor del sol en la propia nieve o las tempestades de nieve que nos dejan sin visión y no podemos ver a dos pasos nuestra. Por suerte, tenemos la opción de ver con nuestra gafas de visión térmica pulsando en el stick digital (derecha e izquierda para la visión térmica y arriba/abajo para hacer zoom con las armas).




Por suerte el juego no se estanca en un escenarios, ya que sería demasiado monótono dando tanto juego con las facciones. Tenemos también escenarios selváticos, con un entorno muy vivo, lleno de hierbas, matojos, arbustos, grandes árboles, enemigos en las laderas de los caminos, riachuelos o pequeñas estructuras humanas en pleno entorno salvaje. El agua de dichos riachuelos está bastante bien lograda, pero su interacción con nuestro personaje es algo baja, ya que si vamos corriendo (dejando pulsado "CIRCULO" ) reaccionará salpicando, pero en cambio si paseamos lentamente no veremos ninguna interacción con ella.


Encontramos también entornos urbanos, bajo tierra y demás, pero lo que sí nos ha impresionado mucho son las escenas de video realizadas con el motor de juego y que nos relacionan las distintas facciones y los episodios o capítulos. Son muy cinemáticas y nos recuerdan en parte a las de MGS ya que son planos muy cambiantes y dinámicos, con mucha acción y mucho detalle. Mucha de ellas son muy impresionantes y se nos quedará la boca abierta tanto por la acción como por lo planos.




En general, el juego no desluce y se nos queda muy buen sensación, ya que el motor no tiene ningún tipo de bajón de frames (número de escenas por segundos) ni siquiera cuando hay mucha acción.


Apartado sonoro


Como bien cabría esperar de un juego de acción de éste calibre, encontramos cada arma representada con un sonido característico, como las escopetas de mano, o las de los VS que suenan un poco más huecas. Pero al fin y al cabo, todas las armas están muy bien recreadas, así como las explosiones, derrumbes y demás acontecimientos que se generan durante el juego.


Las voces están íntegramente en inglés, pero por supuesto hay subtítulos para que pueda ser entendido y hay que decir que el doblaje es bastante bueno y acompaña perfectamente a las ya impresionantes secuencias de video.




La música nos adentra en el mundo virtual de EDN III y se alza el ritmo cuando nos encontramos en tiroteos o en grandes combates como contra los Arkids.


En general, es un apartado cuidado y que no desentona en absoluto.


Entre tú y yo


Lost Planet 2 supone el asentamiento en el mundo de los videojuegos de una saga que no ha hecho mucho ruido desde que salió la primera entrega, pero que poco a poco va subiendo peldaños en las clasificaciones de los jugones y mejora lo visto gracias a las opiniones de los jugadores.


No supone ningún reto el completar el juego, pero si de verdad queremos exprimirlo al máximo tendrá que ser con ayuda de otros jugadores, completando varias veces algunas misiones para unos trofeos que no son demasiado difíciles pero que están repartidos tanto en el modo campaña como en el multijugador online, que nos da varias pruebas y nos coloca en un mapa para que resolvamos una partida, bien eliminandonos entre todos u otro tipo de prueba que requiere de nuestra astucia y visión del campo de combate para morir la menor cantidad de veces posibles.




Jugablemente tiene sus huecos, pero suponemos que si se va a realizar una secuela de éste juego los desarrolladores tendrán en cuenta las opiniones que en general se tienen de él para que la experiencia sea más satisfactoria, al igual que se ha hecho con el apartado gráfico o con las escenas de video.


Incluir un modo cooperativo online para la campaña ha sido todo un acierto, pero por supuesto se tendría que haber trabajado un poco más la experiencia para un sólo jugador, ya que hay jugadores que no tienen acceso a Internet y por tanto no podrán disfrutar el juego al máximo.


Conclusiones


Lost Planet 2 es un buen juego de su género, no innova nada ni aporta nada que no hayamos visto, pero la sensación que nos queda es bastante satisfactoria sobre todo en el modo camapaña con su modo cooperativo. La posibilidad de personalizar a nuestro personaje puede darnos un toque personal a nuestro personaje y por qué no, dar un poco la nota si jugamos con amigos.




Como experiencia online, podría ser mejor si hubiese partidas más niveladas, ya que podemos encontrar gente con un nivel bastante superior al nuestro y no tener nada que hacer contra ellos, pero por supuesto todo es coger práctica y manejo de la situación para ir subiendo niveles y mejorar nuestra puntería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario